Red News - Ver. Horizontal(1)
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Los Superpoderes del profesional de Recursos Humanos

Competencias y comportamientos esperados para liderar y dirigir las áreas de personas en 2022

 

En conmemoración del día internacional del profesional de recursos humanos, luego de un largo período de cambios, organizacional y socialmente hablando, donde el rol de este profesional especialmente ha debido adaptarse y visibilizarse, se torna fundamental aceptar y reconocer lo estratégico del área y, por supuesto, de quienes se desempeñan en ella.

 

Lo que compartimos en este ensayo, pretende la misiva de dar razón a lo, efectivamente, estratégico del rol de RRHH y reflexionar en torno a sus competencias y comportamientos más destacados y esperados en nuestros días.

 

En estos tiempos, hemos caído en cuenta que los, a juicio de muchos pensadores de nuestros tiempos, mal llamados recursos humanos, son el capital y activo más importante que una organización -cualquiera sea- pueda tener y, afirmación no menos cierta, es que el éxito y subsistencia de las organizaciones de nuestros días, dependen directamente del desempeño de quienes la constituyen.

 

Se suman, como variables a lo anterior, algunos conceptos que, a ratos se complejizan y tornan extremadamente subjetivos como la motivación, el compromiso, la gestión y desarrollo de competencias necesarias para dar continuidad a los negocios.

 

¿Quién hace que esto sea posible? Sí, los profesionales de recursos humanos.

 

Reflexionando al respecto y, con el afán de enaltecer el rol, nos surgen cientos de inquietudes que dicen relación con la formación (estudios), desarrollo (carrera profesional), competencias (experiencias), vocación (pasión), desempeño, etc., etc., que cualquiera que trabaje en recursos humanos, debería traer consigo… Sin embargo, ¿será solo eso?

 

En nuestro tiempo como consultores, con una profunda admiración por el trabajo que desempeñan día a día estos profesionales, nos preguntamos por los aciertos y desaciertos más destacados. Los hemos querido llamar superpoderes.

 

En el contexto organizacional, creemos son escasos los registros históricos de lo que han debido enfrentar estos profesionales en tiempos de pandemia y crisis social; en este sentido, nos encontramos con que no existen exploraciones de experiencias anteriores sobre cómo enfrentar escenarios tan complejos como los que estamos viviendo hoy. Nos consuela entender que lo único constante es el cambio y que las habilidades que deben tener estos profesionales, se han transformado en una suerte de “superpoderes”.

 

¿Cuáles son estos superpoderes?

Destacamos a continuación, aquellas cualidades, -en nuestras palabras, superpoderes- que componen un nuevo estilo de liderazgo para el área de personas. Un liderazgo tranquilo, según planteó Ancelotti.

 

Corresponde entonces, que los profesionales de recursos humanos posean las siguientes cualidades/superpoderes:

• Competentes

• Realistas
• Austeros
• Generosos

• Discretos

• Humildes

• Ejemplos

 

En cuanto a competencia profesional, quien se dedica a la gestión de personas, debe ser experto en sus posibilidades de acción; ¡ojo!, no así el que más sabe, como antes se hubiese pensado. De hecho, debe contar con un gran conocimiento – técnico y relacional-, y suficiente criterio para entender lo que está pasando en sus múltiples formas y dimensiones. Se torna fundamental, especialmente en nuestros días, que actualice sus conocimientos pues, así como en la tecnología sucede el fenómeno de la obsolescencia programada, el riesgo en el ámbito laboral para estos profesionales, también es muy alto, advierten los expertos.

 

Por su parte, ser realista constituye, específicamente, la capacidad de enfrentar la realidad sin desvirtuarla según su punto de vista, lo que se hace clave al momento de gestionar un área tan fundamental en las organizaciones pero que, sin embargo, resulta una cuestión de máxima complejidad desde nuestra humilde experiencia. Acaso no le ha tocado al lector escuchar acerca del primer principio general de la ontología del lenguaje: “No sabemos cómo las cosas son. Sólo sabemos cómo las observamos o cómo las interpretamos. Vivimos en mundos interpretativos.”

 

A simple vista, pudiese sonar sencillo y fácil, pero si nos detenemos y reflexionamos, notaremos que dista por lejos de la simpleza y, pasa a ser uno de los superpoderes que queremos destacar.

 

Desde otra vereda, sabemos bien que los recursos son agotables, especialmente los económicos. Al gestionar personas, implica, sin duda, un óptimo y adecuado uso de los capitales. Los profesionales de RRHH, a diario se ven desafiados a distinguir con claridad entre la eficacia y la eficiencia, destinando y justificando el uso de sus recursos en beneficio de la organización. Son múltiples los ejemplos, toma de decisiones en cuanto a: desarrollo de planes de carrera y sucesión, asociados a planes de formación y desarrollo (capacitación); identificación de potenciales talentos, fidelización y atracción de los mismos, por mencionar algunos.

 

¡Todo un desafío!

 

El cumplir con la austeridad para sí, contraponiendo al ser ejemplo de generosidad, pues sí, es esperado esto también.

 

Ser discretos, humildes y ejemplo, desde nuestro paradigma, vienen a ser las guindas de la torta.

 

Déjennos explicar brevemente para terminar este homenaje; el profesional de RRHH, debe disponerse al servicio del negocio y de cada una de las personas que forman parte de la organización; en esta posición, muchas veces, se conoce información confidencial y, por ende, se requiere ser muy discretos… Se trata de un tiempo muy solitario y costoso a nivel emocional.

 

Aunque el profesional de RRHH tiene por misión dirigir a otros, implica reconocer que no necesariamente sea quién más sabe, y en este sentido, el valor / superpoder de la humildad sale a la luz en esplendor, e implica estar absolutamente expuesto al juicio popular y vulnerable ante los errores, cuestión que se complejiza más cuando la cultura en la que nos hemos desarrollado está cambiando también.

 

En consecuencia, este escenario, exige del profesional ser pulcro, coherente y consistente de lo que se hace en relación a lo que se dice.

 

Escribiendo estas líneas, y ya terminando nuestro homenaje, recordamos algunas tertulias con viejos amigos consultores, nos surgen reflexiones acerca de la importancia de posicionar y acompañar al profesional de recursos humanos como socio estratégico del negocio, tiempo en el que, además, planteábamos “la loca” idea de “empoderar” a los líderes, especialmente (con independencia de su rol), en el uso de cada uno de los superpoderes que en estas líneas destacamos y reconocemos.

 

¡Está fantástico que podamos celebrar el día internacional del profesional del RRHH! El desafío está en pasar al siguiente nivel.

 

¡Feliz día! 🤗
Les desea, en representación del Equipo Switch Mind

María Ester Calvo, Directora Comercial

 

Referencias:

  • Ontología del Lenguaje. Rafael Echeverría.
  • Nuevo escenario en la gestión del capital humano. Antonio-Abad Hidalgo Pérez, en artículo Harvard Deusto Business Review
  • https://www.eleconomista.es/firmas/noticias/8054477/12/16/Lecciones-para-los-empresarios-del- liderazgo-tranquilo-de-Ancelotti.html

¡COMPARTE ESTA HISTORIA!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on google
Google+
Share on telegram
Telegram
Abrir chat
1
Soporte Técnico
¡Hola! Cuéntame ¿Cómo puedo ayudarte?...