Frame_12

Ley de inclusión laboral: ¿qué deben saber y hacer las empresas?

La inclusión laboral es un esfuerzo que se viene promoviendo hace años con el fin de incluir a diferentes grupos, ya sean de diferentes nacionalidades, etnias, edad, discapacidades, entre otros en las empresas.

 

En Chile, la ley que promueve la inclusión de trabajadores con discapacidad al mundo laboral, que se conoce como Ley de Inclusión Laboral, establece que las empresas deben tener una reserva de empleos del 1% para personas con discapacidad.

 

Hoy en día, todas las empresas con más de 100 trabajadores deben contar con un experto en temas de inclusión laboral en su departamento de Recursos Humanos, el cual tendrá la función de coordinar un diagnóstico en la empresa, para luego gestionar la implementación de un plan para avanzar en la contratación, inclusión y capacitación sobre el tema, siempre enfocado en las normativas vigentes.

 

Sabemos que puede ser mucha información, por lo que resumimos lo que toda empresa debe saber.

¿Qué trabajadores se encuentran dentro de la Ley de Inclusión Laboral?
  1. Personas inscritas en el Registro Nacional de la Discapacidad (RND)
  2. Personas que sean asignatarias de una Pensión Básica Solidaria de Invalidez (PBSI) de cualquier régimen previsional.
La acreditación de la discapacidad es un trámite voluntario y no es exigible por el empleador, su exigencia constituye un acto de discriminación.
¿Cómo se calcula el 1% para la reserva legal?

La empresa debe considerar a los trabajadores del período entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del año anterior.

¿Cómo demostrar el cumplimiento legal?

Se debe realizar una comunicación electrónica a la Dirección del Trabajo en enero de cada año informando:

 

  • El número total de trabajadores.
  • El número de trabajadores con discapacidad que se contrataron el año anterior.
  • El número de contratos vigentes de personas con discapacidad.
¿Por qué es importante la Ley de Inclusión y debemos cumplir con ella?
  • Le entrega respeto y dignidad a las personas con discapacidad, eliminando la discriminación salarial.
  • Prohíbe la discriminación hacia personas con discapacidad, lo que genera que las empresas sean un espacio grato, donde se sientan cómodos.
  • Las personas con discapacidad cuentan con garantías en los procesos de selección laboral del Estado, abriéndose oportunidades.
  • Constituye un paso hacia un mercado laboral accesible para todos.

Sin embargo, la ley por sí sola no garantiza una inclusión real. Para hacer de ella una oportunidad real, se requiere del compromiso de todos, un trabajo colaborativo entre empresas, organizaciones sociales y el Estado.

Así, podremos asegurar el derecho al acceso, permanencia y desarrollo laboral de todas las personas.



¡Comparte esta historia!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Google+
Telegram