Banner Red News (14)

40 horas laborales, una certeza legal


En los últimos años, se ha observado en el mercado laboral un aumento sostenido en las tasas de rotación y un gran desafío en la retención del talento, resultado de una serie de factores. Una de ellas, es la dificultad para encontrar el balance entre la vida laboral y la vida personal y familiar. 


Más allá de los retos que enfrentamos en el futuro del trabajo, es evidente la importancia de conciliar los distintos roles que desempeñamos en el día a día. Por eso, no es paradójico que las empresas hayan hecho lo propio y estén impulsando el desarrollo de nuevos planes de retención enfocados en el bienestar y la calidad de vida de las personas. Es en este contexto que la jornada de trabajo y la flexibilidad laboral adquieren especial importancia.


De acuerdo con datos de la OCDE, en promedio los países miembros tienen 40 horas laborales a la semana y Chile es el antepenúltimo con mayor carga de trabajo. El año 2017, la entonces diputada Camila Vallejo ingresó el proyecto de ley “40 horas” que busca modificar el artículo 22 del Código del Trabajo, con el fin de reducir la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales. Después de cinco años, ¿En qué está el proyecto? 


Actualmente, la moción parlamentaria se encuentra en segundo trámite. El pasado 19 de octubre, la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado aprobó por unanimidad la norma en general, la que se encuentra con suma urgencia. El siguiente paso es la discusión en particular en la que se deberán zanjar las más de 30 indicaciones, dentro de las que cuentan la implementación gradual de la ley, el establecimiento de medidas que apuntan a la corresponsabilidad y la incorporación de mecanismos que permitan la conciliación de la vida laboral y familiar. 


La indicación referida a la gradualidad, por ejemplo, propone la implementación de la ley en un plazo total de 5 años. La primera rebaja a 44 horas semanales al cabo de un año de publicada la ley, la segunda rebaja a 42 horas semanales al tercer año y la tercera rebaja a 40 horas semanales al quinto año. Pero, ¿Por qué es importante reducir la jornada de trabajo?


La jornada de 45 horas semanales no permite disponer de tiempo suficiente para desarrollar la vida familiar, estudiar o destinar espacio al ocio. Y ¿Qué impacto tiene en el desarrollo de la infancia? La familia es el núcleo fundamental de la sociedad y los niños, niñas y adolescentes ocupan un espacio central en la vida de madres, padres y cuidadores. Sin embargo, existen evidentes dificultades para disponer de la cantidad y calidad de tiempo con ellos, lo que contribuye al estrés parental, influyendo negativamente en el desarrollo psicoemocional de la infancia.


Así las cosas, la reducción de la jornada de trabajo permitirá que las personas destinen más tiempo a su vida personal y familiar, disminuyendo su estrés, mejorando su calidad de vida e impactando positivamente en el rendimiento laboral y en beneficios sociales. Ahora bien, a la espera de la discusión del proyecto de ley, parece pertinente preguntarse ¿Qué pueden hacer las organizaciones en el intertanto para contribuir con la calidad de vida de las personas?


Con el fin de impulsar la implementación de la reducción de la jornada laboral, el gobierno lanzó en junio pasado el “Sello 40 horas” una iniciativa que busca reconocer a las empresas que se han adaptado anticipadamente a la reducción de la jornada a 40 horas semanales o menos. Los requisitos para obtener el certificado son:

  • Tener contratado bajo el Código del Trabajo al menos al 80% de los empleados con una jornada menor o igual a 40 horas. 

  • No haber sido condenado por vulneración de derechos fundamentales 

  • Estar al día en el pago de las obligaciones previsionales


A la fecha más de 200 empresas se han certificado, demostrando la viabilidad de esta reducción de jornada. Sin embargo, las personas no pueden depender de la voluntad de los empleadores. Por eso, es fundamental que exista un marco regulatorio que garantice una jornada laboral acorde a los tiempos actuales. 


Es de esperar que la discusión del proyecto de ley avance rápidamente, pues resulta evidente que su primer impacto estará en el aumento del bienestar de las personas. Podrán dedicarle más tiempo a la familia y a las actividades personales, lo que repercutirá positivamente en su satisfacción y por ende en su felicidad.  


Mientras tanto, más empresas se siguen sumando al sello “40 horas” reconociendo en ello una herramienta positiva para atraer y retener talentos. Otras, se plantean nuevas interrogantes. ¿Cómo adaptar las jornadas de trabajo? ¿Cómo reorganizar los turnos? ¿Qué impacto tendrá sobre la asistencia? ¿Cambiará mi productividad? Preguntas que queremos responder en nuestro próximo webinar “Reducción de la jornada laboral, las mejores prácticas para no morir en el intento”. Aquí responderemos estas y otras inquietudes junto a las creadoras del sello 40 horas y los equipos de GeoVictoria, Rex+ y Breik. Conversaremos sobre la normativa legal, cómo aplicar la reducción de la jornada en las empresas y qué empresas han tenido éxito en la reducción de su jornada de trabajo. 






¡Comparte esta historia!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Google+
Telegram